Positivismo

24 sep

Happy blogging!

About these ads

3 comentarios to “Positivismo”

  1. Mr WordPress 09/24/2012 at 4:50 AM #

    Hi, this is a comment.
    To delete a comment, just log in, and view the posts’ comments, there you will have the option to edit or delete them.

    • elena tucto garcia 10/13/2012 at 12:34 AM #

      SURGIMIENTO DEL POSITIVISMO

      En la segunda mitad del siglo XIX surge el positivismo de la mano sobre todo de August Comte (1798-1857). Sus propuestas fundamentales se centran en la imposibilidad de toda metafísica, es decir, de toda investigación sobre la realidad última y sobre el origen y el fin de las cosas porque considera que todo nuestro conocimiento se deriva de los sentidos, es decir, de la experiencia, y que la ciencia es ciencia de los fenómenos, es decir, de lo observado, experimentado, comprobado y verificado. Por consiguiente, la filosofía (en cuanto búsqueda e indagación de la verdad) tiende a identificarse con la ciencia, aunque le queda como tarea propia coordinar los resultados de las ciencias particulares, ofreciendo de esta manera a la humanidad el medio de dominar a la naturaleza. El positivismo pretende atenerse a los hechos de la experiencia y toma como modelo de racionalidad a la ciencia experimental.
      A fines de la década de los veinte surgió un movimiento de pensamiento que iba a
      Conmover e influir profundamente en el quehacer filosófico de su época. Se presentaba,
      Dice Herbert Feigl (1969), como una filosofía que “pretendía terminar con todas las
      Filosofías (anteriores)” “El positivismo lógico se hizo notar y notable, por
      Su crítica y completo rechazo de la metafísica en el espíritu de Hume y Comte, pero
      Equipado con herramientas lógicas más desarrolladas, el Círculo de Viena declaraba toda
      Pregunta (con su correspondiente respuesta) de naturaleza trans empírica (no empírica)
      Como (factualmente) sin sentido. “A pesar de que el positivismo lógico fue un movimiento que trató de contrarrestarlos
      “excesos metafísicos” asociados con la filosofía de Hegel y los neo-Hegelianos (como McTaggart, Bradley y otros), el hecho de que se presente a aquél como un movimiento que buscaba únicamente eliminar la metafísica o el filosofar “sin sentido”, es algo injusto. Los orígenes intelectuales del positivismo lógico, siguiendo otra vez pueden ser. Encontrados en cuanto menos tres movimientos filosóficos en la Alemania de fines del siglo XIX y principios del XX: el “materialismo mecanicista” que dominó, principalmente, el Que hacer científico de Alemania de 1850 a 1880 aproximadamente; la nueva concepción
      neo-Kantiana de la filosofía de la ciencia desarrollada por Helmholtz, Herman Cohen y la escuela de Marburg y revisada después por Ernst Cassirer; y por último, “la posición neopositivista” de Ernst Mach.
      Más que una influencia de conjunto de esto movimientos sobre el positivismo lógico, se podría hablar de un debate histórico donde la oposición al materialismo mecanicista dio por resultado el neo-Kantismo en filosofía de la ciencia que al ser rechazado por Mach(que fue neo-Kantiano en su primera época) originó la posición neo-positivista. Es precisamente Mach el mentor intelectual inmediato de los positivistas lógicos. El materialismo mecanicista, cuya raíz filosófica era el positivismo de Comte, concebía a la ciencia como el conjunto de leyes mecánicas que explican el origen, vida y decadencia del nuevo microcosmos. Esta posición rechazaba todo tipo de explicación supernatural o idealista.
      Con los adelantos conseguidos en la década de los sesenta y los setenta en el siglo XIX, particularmente en filosofía y psicología, el sistema conceptual del materialismo mecanicista entró en crisis. Helmholtz (1863) declaraba que una filosofía adecuada debía de tomar en cuenta la actividad pensante del individuo en el crecimiento del conocimiento científico, cuestión que el materialismo mecanicista no discutía. El neo-Kantismo de Helmholtz y otros, se interesaba particularmente en matemáticas y lógica para poder formar una epistemología de las ciencias naturales. El neo-Kantismo no fue la única filosofía opuesta al materialismo mecanicista. Ernst Mach y su neo-positivismo llegó a impactar también. En su época neo-Kantiana, Mach consideraba que cada teoría científica tenía elementos a priori de carácter puramente formal que constituían los principios fundamentales de toda teoría. Ya como neopositivista,
      Mach pensaba que debemos de rechazar todo elemento a priori en la constitución del conocimiento de las cosas: la ciencia no es más que la reflexión conceptual sobre los hechos cuyos elementos son contenidos de la conciencia proveídos por las sensaciones”. En esta doctrina no había lugar para concepciones absolutas de tiempo y espacio. Las proposiciones científicas debían ser empíricamente verificables, es decir, que todas las proposiciones de una teoría científica deberían ser reducibles a proposiciones sobre sensaciones.

      PRECURSORES DEL POSITIVISMO

      La corriente positivista renace con el sociólogo Augusto Comte, quien pretendía hacer estudios profundos sobre determinados fenómenos a manera de dividir las áreas del conocimiento en partes o ciencias específicas, complejas y sencillas, a esto se le llamó como Neopositivismo o Filosofía Analítica, el Neo se refiere a una nueva forma de positivismo y la Filosofía se refiere al amor y acumulamiento del conocimiento.
      Esta corriente ha sido aplicada de una nueva forma por los iniciadores europeos de la Criminología, Lombroso, Ferri y Garófalo, quienes en conjunto se dedicaron a unir sus conocimientos y buscar las causas finales de la criminalidad. Cada uno hizo su aportación, Lombroso con lo antropológico, Ferri con lo sociológico y Garófalo con lo psicológico, pero no lo hicieron de manera aislada, pues los tres conocían de Antropología, Sociología, Psicología y Derecho, tuvieron que estudiar de éstas para comprenderse uno a otro, de esta forma vinieron a unir estos elementos que dieron lugar a la “Criminología Positiva” o “Escuela Positiva” la cual consiste en estudiar el delito en su origen biológico, psicológico y sociológico, y después en sus efectos jurídicos, con el estudio del delincuente se sientan las bases para el tratamiento que se le dará al criminal.
      Para la Criminología o la Escuela Positiva, lo importante es el delincuente y no el delito, se estudian las causas que lo llevan a delinquir, emplea un método positivo experimental en base a la experiencia sensible o empirismo; es decir, percibir las causas a través de los sentidos: la vista, el oído, el tacto, el olfato o el gusto. Para los positivistas, la pena debe ser proporcional a la peligrosidad y en base a dicha, se aplica el tratamiento, se debe obedecer más a la prevención del delito que al castigo y la represión, se atiende a las medidas de seguridad y para ellos como para los criminólogos, la legislación penal debe ser de corte clínico y preventivo. Con las ideas positivistas, las medidas de seguridad se emplean para remediar el estado peligroso de los delincuentes y no para sancionar su responsabilidad moral, lo que buscaban era la eliminación, neutralización y la reinserción social del condenado.
      La Criminología ha nacido en un clima puramente positivista, y tal solución parecía única justa… el positivismo criminológico, fuertemente influido por las ideas de A. Comte, fijará en seguida como criterio de prioridad en la tarea de asilamiento del objeto de la Criminología, la idea de que una eficaz lucha contra el crimen implica un estudio minucioso de sus causas. Se procedió así a un examen científico-experimental de las causas individuales y sociales de la criminalidad.

      CUAL ES EL FUNDAMENTO DEL POSITIVISMO

      El positivismo es una corriente de pensamiento cuyos inicios se suele atribuir a los planteamientos de Auguste Comte, y que no admite como válidos otros conocimientos sino los que proceden de las ciencias empíricas. Tan importante es la influencia de Comte que algunos autores hacen coincidir el inicio del positivismo con la publicación de su obra “Curso de filosofía positiva”. No obstante, otros autores [2] sugieren que algunos de los conceptos positivistas se remontan al filósofo británico David Hume y al filósofo francés Saint-Simon.
      Para Kolakowski (1988) el positivismo es un conjunto de reglamentaciones que rigen el saber humano y que tiende a reservar el nombre de “ciencia” a las operaciones observables en la evolución de las ciencias modernas de la naturaleza. Durante su historia, dice este autor, el positivismo ha dirigido en particular sus críticas contra los desarrollos metafísicos de toda clase, por tanto, contra la reflexión que no puede fundar enteramente sus resultados sobre datos empíricos, o que formula sus juicios de modo que los datos empíricos no puedan nunca refutarlos.
      De acuerdo con Dobles, Zúñiga y García (1998) la teoría de la ciencia que sostiene el positivismo se caracteriza por afirmar que el único conocimiento verdadero es aquel que es producido por la ciencia, particularmente con el empleo de su método[3]. En consecuencia, el positivismo asume que sólo las ciencias empíricas son fuente aceptable de conocimiento.
      Otra de las características relevantes del positivismo tiene que ver con su posición epistemológica central. En efecto, el positivismo supone que la realidad está dada y que puede ser conocida de manera absoluta por el sujeto cognoscente, y que por tanto, de lo único que había que preocuparse, indican Dobles, Zúñiga y García (1998), era de encontrar el método adecuado y válido para “descubrir” esa realidad. En particular, asume la existencia de un método específico para conocer esa realidad y propone el uso de dicho método como garantía de verdad y legitimidad para el conocimiento. Por tanto, la ciencia positivista se cimienta sobre el supuesto de que el sujeto tiene una posibilidad absoluta de conocer la realidad mediante un método específico.
      Otro aspecto importante del positivismo es el supuesto de que tanto las ciencias naturales como las sociales pueden hacer uso del mismo método para desarrollar la investigación. De acuerdo con Tejedor (1986), citado por Dobles, Zúñiga y García (1998), los científicos positivistas suponen que se puede obtener un conocimiento objetivo del estudio del mundo natural y social. Para ellos las ciencias naturales y las ciencias sociales utilizan una metodología básica similar por emplear la misma lógica y procedimientos de investigación similares. Desde esta perspectiva se considera que el método científico es único y el mismo en todos los campos del saber, por lo que la unidad de todas las ciencias se fundamenta en el método: lo que hace a la ciencia es el método con el que tratan los “hechos”.
      Como consecuencia de lo anterior, podemos indicar, siguiendo a Gutiérrez (1996), que los positivistas buscan los hechos o causas de los fenómenos sociales con independencia de los estados subjetivos de los individuos.
      De acuerdo con Dobles, Zúñiga y García (1998) el positivismo se caracteriza por postular lo siguiente:
      1. El sujeto descubre el conocimiento.
      2. El sujeto tiene acceso a la realidad mediante los sentidos, la razón y los instrumentos que utilice.
      3. El conocimiento válido es el científico.
      4. Hay una realidad accesible al sujeto mediante la experiencia. El positivismo supone la existencia independiente de la realidad con respecto al ser humano que la conoce.
      5. Lo que es dado a los sentidos puede ser considerado como real.
      6. La verdad es una correspondencia entre lo que el ser humano conoce y la realidad que descubre.
      7. El método de la ciencia es el único válido.
      8. El método de la ciencia es descriptivo. Esto significa, según Abagnaro, que la ciencia describe los hechos y muestra las relaciones constantes entre los hechos, que se expresan mediante leyes y permiten la previsión de los hechos.
      9. Sujeto y objeto de conocimiento son independientes: se plantea como principio la neutralidad valorativa. Esto es: que el investigador se ubique en una posición neutral con respecto a las consecuencias de sus investigaciones.
      Agregamos, siguiendo a Soto y Bernardini (1980), que al positivismo se le debe la ruptura entre la filosofía y la educación, y una concepción de la pedagogía basada en las técnicas educativas.
      Cuatro reglas fundamentales que conviene seguir, según la doctrina positivista, a fin de separar lo fundamental de lo accesorio:
      1. Primera regla: la regla del fenomenalismo, que expresa que no existe diferencia real entre esencia y fenómeno.
      2. Segunda regla: la regla del nominalismo, por la cual afirman que estamos obligados a reconocer la existencia de una cosa cuando la experiencia nos obliga a ello.
      3. Tercera regla: que niega todo valor cognoscitivo a los juicios de valor y a los enunciados normativos.
      4. Cuarta regla: la fe en la unidad fundamental del método de la ciencia. Se trata de la certeza de que los modos de la adquisición de un saber válido son fundamentalmente los mismos en todos los campos de la experiencia, como son igualmente idénticas las principales etapas de la elaboración de la experiencia a través de la reflexión teórica.

      SEGUIDORES DEL POSITIVISMO
      Saint Simon, pensador francés entre los más sobresalientes del siglo XIX. Sus textos absorbieron el influjo de la filosofía iluminista (principios románticos-conservadores). Según críticos de Saint Simon las ideas de igualdad y los derechos naturales que sostenían los iluministas fueron destructivas para el régimen feudal y conllevaron a las crisis de su época. Aún más, los principios no conducían de manera alguna a la reconstrucción de la sociedad. Consideró que su misión y la de sus seguidores era la de construir una sociedad nueva basada en nuevos principios y dirigida por lo científicos y los industriales. La sociedad del futuro, según Saint Simon debía ser autoritaria bajo la dirección de una élite espiritual (hombres de ciencia) y una élite temporal (industriales). Postuló que la humanidad ha pasado por tres etapas: La esclavitud y politeísmo Feudalismo y teísmo Industrialismo y positivismo
      Augusto Comte, filósofo y sociólogo francés, se propuso reformar la sociedad, dándole una organización basada en la ciencia y en la filosofía positiva.El término “positivo”, tal como Comte lo utilizó en su filosofía, se constituía desde el punto de vista ideológico en una reacción combativa contra el legado filosófico iluminista. Según lo expresaba Comte la filosofía crítica y negativa del iluminismo había cumplido su misión histórica al establecer el nuevo orden burgués. Sin embargo no pudo considerar el nuevo orden social y construir una sociedad orgánica e integrada, por tanto, la filosofía negativa era estéril porque sólo conducía a la división, a la anarquía, etc. De manera semejante a Saint Simon consideraban la revolución peligrosa y sus consecuencias negativas. La mejor forma de asegurar el progreso no era mediante la crítica, el conflicto de clases y la actitud revolucionaria, sino que reconciliando las tendencias y las clases antagónicas, educando a todas las clases de la sociedad… esto es lo que enseñaba la nueva ciencia positiva de Comte, conciliando dos principios fundamentales: Orden y Progreso. Comte utilizó el método de las ciencias naturales para explicar los fenómenos de la sociedad. Blauberg I. En su libro “Diccionario de Filosofía” (276) denota que: “Según los positivistas la filosofía no debería salir de los marcos del conocimiento “positivo”, es decir, de los datos experimentales de la ciencia.
      Desde su punto de vista la esencia de las cosas es inaccesible a la ciencia, a la experiencia humana. La ciencia sólo puede describir los nexos existentes entre los fenómenos, desentrañar su parecido exterior, su sensibilidad, más no las leyes que rigen su cambio, su desarrollo… …El carácter idealista de los puntos de vista de los positivistas se expresa en su interpretación del concepto de experiencia, es decir, de uno de los conceptos fundamentales en la filosofía positivista. En la experiencia –a su decir- el hombre no puede establecer el carácter objetivo de los objetos y fenómenos, mundo interior, no va más allá de los límites de sus percepciones y vivencias.” Según la famosa Ley de los Tres Estados, de Comte, el desarrollo histórico del conocimiento humano ha tenido tres fases o estados sucesivos:
      • Teórico o teológico
      • Metafísico
      • positivo
      En la etapa teológica, el hombre ve la causa de los fenómenos en la acción de fuerzas sobrenaturales. Es el estado de la teocracia y basa su poder político en el derecho divino.
      Ejemplo: Egipto, Grecia, Roma en la edad media
      En la etapa metafísica los fenómenos son interpretados en conceptos de fuerzas abstractas. Su poder político en principios racionales o en la llamada voluntad del pueblo. El estado metafísico comprende desde la Reforma Protestante hasta la Revolución Francesa. La etapa positiva es la época de la filosofía positivista, la humanidad descarta toda explicación metafísica (oscuro de difícil comprensión). Sólo se investiga las relaciones de los fenómenos por medio de la observación, la experimentación, la comparación y la predicción. Sólo podemos conocer los fenómenos observables y sus relaciones, anotaba Comte. La ciencia no puede explicarnos nada acerca de las causas o esencia, de las características internas de los fenómenos.

      DAVID HUME (1711-1776)
      IMMANUEL KANT (1724-1804)
      CLAUDE SAINT-SIMÓN (1760-1825)
      AUGUSTO COMTE (1798-1857)
      HERBERT SPENCER
      JOHN STUART MILL (1806-1873)

      BIBLIOGRAFIA

      http://ar.answers.yahoo.com/question/index?qid=20070922071545AAIt9Ae
      http://wikipediacriminologica.es.tl/Positivismo-y-sus-precursores.htm

  2. gomez ventura .gomez poma 11/03/2012 at 7:41 PM #

    psicoanalisis:

    no estamos de acuerdo por que afirma que el único conocimiento auténtico es el y conocimiento científico.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: